En un tocadiscos, las agujas son las que tocan el disco, y son parte del brazo fonocaptor. Van encajadas en un agujero de la cápsula fonocaptora. Esta es la encargada de leer las sinuosidades contenidas en el surco, y debe estar en contacto permanente con el disco.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies