Tame Impala y la nueva chispa

Tame-Impala

“Siempre estoy grabando música. Si no estoy grabando música en realidad no me encuentro ninguna otra utilidad”Así se autodefine Kevin Parker, guitarrista, vocalista y líder incontestable de la banda Tame Impala, al preguntarle sobre su obsesión, para muchos insana, por su obra.

La banda, oriunda de Perth (en esa imprevista fábrica infinita de talento que está resultando ser Australia) es posiblemente la punta de lanza de la nueva ola de psicodelia surgida en el presente siglo. Han demostrado ser una banda de lo más versátil, ya sea despertando viejas sensaciones con un sonido que recuerda a Cream, sorprendiendo con temas con cierta reminiscencia a los Bee Gees o con un sonido mucho más electrónico en sus últimos trabajos.

Kevin Parker

Pero para hablar de la banda, hay que hablar del antes mentado vocalista y guitarrista de la misma. Kevin Parker es Tame Impala y Tame Impala es Kevin Parker. El músico de 31 años es un genio de los de antes, de los que eluden la cámara y el autógrafo porque lo que de verdad disfrutan es aquello para lo que han nacido: hacer música.

1-SEKKY4oa_Hb3CRTyC7FVqg

Aunque acompañado en directo por el resto del grupo, es Parker el responsable de tanto la composición de la banda como de su grabación y producción. Y debemos remarcar esto último, y es que si hay algo que llama la atención de Tame Impala es la soberbia calidad de su producción, mostrando un pulido y una solidez como ya no suelen verse a día de hoy, dejando ver la compulsiva necesidad de Kevin de plasmar en el vinilo el sonido exacto que tiene en mente.

The Dee Dee Dums

Los orígenes de la banda se remontan a cuando Parker, tras una infancia y adolescencia en la que ya presentaba afinidad por todo lo relacionado con la música y su producción (alentado por su padre, el cual le compró un 8-track para que pudiese grabar sus composiciones) formó a la edad de 18 años un grupo junto con sus amigo Luke Epstein y Dominic Simper, llamándose The Dee Dee Dums.

Con este grupo, bebiendo de las múltiples influencias de Parker (herencia de los gustos de su padre, como The Beatles o Jefferson Airplane) nacieron los primeros trabajos de lo que después de algunas idas y venidas de miembros sería Tame Impala. Cabe destacar  The Serpentine, un sencillo de grabación casera con el que ganaron varias competiciones de jóvenes músicos de Perth. Con dicho sencillo sorprendieron a la crítica por la madurez de sus composiciones, y es que a día de hoy cuesta creer que temas como When The Feeling’s In the Core saliesen de la cabeza de unos chavales de 18 años.

Tame Impala. Primeros pasos

Dicho talento no pasó desapercibido, y tras subir el sencillo a Myspace los teléfonos empezaron a sonar con ofertas de distintos sellos, siendo al final Modular Recording quien se hiciese con los talentosos australianos. Dicho contrato llevó a que en 2008, ya bajo el nombre de Tame Impala, se lanzase su primer y homónimo EP.

Con una voz que recuerda al Lennon de Rubber Soul y un sonido de guitarra al más puro estilo Clapton en Disraeli Gears, los chicos de Perth dieron el pelotazo y alcanzaron el top 10 nacional de Australia, con temas como Skeleton Tiger  o Half Full Glass of Wine siendo muestra de la confianza que desprendían los jóvenes.

R-1752616-1264605557

Al año siguiente, viendo que la cosa funcionaba, cogieron las maletas y partieron a Londres, donde grabaron Sundown Syndrome, su segundo sencillo. Con dicho EP consiguieron, entre otras cosas, girar con artistas de la talla de Muse o Kasabian, y que el tema homónimo del nuevo disco formase parte de la película “Mi familia´´, nominada a un Premio Óscar.

Innerspeaker. El despegue

Pero fue en 2010 cuando Tame Impala sacó su primer álbum con todas las de la ley: Innerspeaker. Es con éste vinilo con el que se produce la explosión de creatividad de Parker, un torrente que ha tenido varios virajes en los últimos años. Y dicha explosión no pasó desapercibida por la crítica, puesto que fue elegido Mejor Álbum del Año por la prestigiosa Rolling Stone.

B52

En este álbum se deja ver el que para muchos es el gran talento de la banda: saber mantener un equilibrio entre un sonido psicodélico que no es nuevo y una personalidad propia latente en cada tema, conectando así a una nueva generación con lo que fue un gran movimiento músical en los 60’s, proporcionándoles ese aliciente de frescura y vanguardismo que consigue hacer propio lo ajeno. Con temas como Alter Ego, Lucidity, o Solicitude is Bliss, los de Perth encontraron su sonido, un sonido que evolucionaría en los siguientes años.

tameimpalatame

Lonerism. Australia se queda pequeña

Dos años después publican Lonerism, el que para muchos es su mejor trabajo, el cual es grabado enteramente por Parker. Aquí vemos la incipiente curiosidad de Parker por sonidos y tonos más electrónicos, introduciendo sintetizadores y samplers en un conjunto que mantiene la personalidad de la banda. Kevin declaró haberlo pasado realmente mal durante la grabación del mismo, puesto que se obsesionaba con la perfección de los temas, diciendo en una entrevista que grababa cada tema en una sola noche, pero que después quitaba y añadía cosas a los mismos durante meses hasta que el productor insistía en que había que sacar ya el disco.

TI-LONERISM

Lonerism volvió a ser el Mejor Disco del Año según la Rolling Stones y fue nominado al Grammy al Mejor Disco Alternativo. En él encontramos algunos de sus temas más conocidos, como el mastodóntico Elephant, Mind Mischief o el ácido Feels Like We Only Go Backwards.

Este álbum les abrió las puertas a grandes giras por todo el mundo, siendo en más de un festival cabezas de cartel.

Tame-Impala

Currents y el nuevo enfoque

Tras tres años de giras, en mayo de 2015 publican el que a día de hoy es su último álbum, Currents, en el que dan un giro de tuerca y sorprenden con un sonido mucho más digital y menos rockero, sin descuidar su ya característica producción forjada al milímetro. La psicodelia de Tame Impala coge tonos más melosos y chill con temas como Cause I’m a Man, roza lo discotequero en The Less I Know The Better, y ofrece cócteles incatalogables como Let It Happen.

Aunque a parte sus fans partidarios de su corriente más pesada no acabó de gustarles el nuevo álbum, éste ha resultado ser un éxito de ventas, abriéndose a un mercado más comercial sin por ello renunciar a su sonido y personalidad.

Y es que conociendo a su líder, no sabemos con qué nuevo sonido nos sorprenderán en el siguiente disco. “Quizás algún día lo escuchéis o quizás no´´, dice Parker al ser preguntado por el nuevo material, entre el cual se encuentran 7 temas que ha compuesto para ni más ni menos que Kylie Minogue.

Habrá que esperar para ver lo nuevo de estos chicos, pero si hubiese que apostar, lo haría porque no dejarán indiferente a nadie.

tumblr_ntjijxmjBi1udcrreo1_1280

@ Pablo Sepul

Artículo enviado a discovinilo.es por Pablo Sepul.

Un comentario de “Tame Impala y la nueva chispa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies